20.000 Leguas de viaje submarino. Borrador Tommy M

Conseil y Ned estaban muy asustados, pero eso no los frenaba, le seguían pegando con mucha fuerza. El calamar era tan fuerte que era incontrolable. El Capitán Nemo pensó que si se deslizaba por el cuerpo del calamar y se tiraba al agua le podía pegar en un punto débil. Se deslizó y se tiró al agua, Ned le alcanzó un arpón y le pegó en el corazón. Todos los hombres se cayeron al agua y el calamar se hundió. Todos los hombres armados volvieron al submarino y cuando continuaron con el viaje el Capitán Nemo les contó su estrategia y todos estuvieron muy orgullosos de el.

Esta entrada fue publicada en 20.000 mil leguas de viaje submarino, Prácticas del lenguaje, Producción de textos, Tomás Moy. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *